Nuevo escándalo: dos mujeres denunciaron a un cura abusador

Policiales 11 de julio de 2017

Las jóvenes aseguran que desde los 10 años fueron víctimas del religioso. Eran alumnas del colegio de la parroquia San José Obrero de Caseros, Buenos Aires.


Mailin Gobbo padeció problemas psicológicos desde los 12 años. En ese entonces asistía al colegio San José Obrero y junto a su familia eran profundamente católicos. Tal es así que el cura de la parroquia, Carlos José, los visitaba con frecuencia durante las vacaciones de invierno.

Pero esa relación terminó en un nuevo horror y escándalo que golpea a la Iglesia. En un informe realizado por Nicolás Wiñazki, la mujer recordó el rechazo que sentía cada vez que veía al cura. "No soportaba que la tocara o la abrazara, pero creía que ella era el problema, que era mala, que no había razón para que se sintiera así. Estaba bloqueada. Se alejó de todas las actividades parroquiales y de su fe, para no tener contacto con él. Pero su familia seguía ignorando todo y relacionándose con él como si nada", reconstruyó el periodista.

Inclusive, la adolescente tuvo intentos de suicidio. "Estaba desconectada de mis sentimientos, de mi cuerpo. Me relacionaba con gente que me lastimaba. La desconexión estaba relacionada con que no quería ver que había sido abusada por un cura que en ese entonces todavía venía a ver a mi familia a mi casa", relató la ahora madre en una entrevista exclusiva.

Recién a los 21 años, un psicólogo logró conectarla con un recuerdo. Un sótano, que en realidad era el lugar debajo del altar donde el cura la abusaba sexualmente, le permitió recordar una historia que su mente había bloqueado. "Yo pensé durante mucho tiempo que era mentira, y tenía miedo de que pensaran que yo había hecho algo para provocar, que era la culpable. El cura seguía viniendo a mi casa. Hasta que se lo dije a mis padres", relató Mailin.

Con el tiempo, recordó que el primer ataque tuvo lugar durante un campamento. El sacerdote la tocó debajo del agua, en un tanque. Tampoco podía sentir cosquillas, producto de la tensión que sufría cuando la manoseaba. "No estaba bien que me hiciera sentarme en sus rodillas cuando me iba a confesar y me tocara mis partes íntimas", agregó la joven.

Al contar su padecimiento, varias compañeras le dijeron que era mentira. Pero una la sorprendió. "A mí también me pasó", dijo Yasmín. Con una historia muy similar ("cuando me confesaba me hacía sentar sobre sus piernas y me tocaba las piernas y el cuerpo por encima de la ropa", afirmó), ambas realizaron la denuncia penal que investiga la Justicia.

Marcelo Lapargo, fiscal general de San Martín a cargo de la investigación, calificó a los testimonios como “sólidos e indubitables”. El cura Carlos José está imputado por presuntoabuso sexual de menores.

Sobre la reacción de la Iglesia cuando las víctimas advirtieron sobre los abusos, Lapargo fue contundente: "Tuvieron una respuesta que de alguna manera verifica que los hechos existieron". 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Sociedad

El Gobierno reglamentó la ley de cannabis medicinal

 

Lo informó en el Boletín Oficial. Quiénes pueden anotarse en el programa y cuál es el costo del tratamiento.

Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectaculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia
 
 
Opinion
 
 
Economia
 
 
Cine
 
 
Politica internacional
 
 
Internacional
 
 
Espacio literario