La violencia social tambien afecta al Futsal
Deportes 17 de abril de 2017
La presión y la competencia extrema borran la sonrisa de los chicos del Futsal

La siguiente escena fue contada por el técnico de fútbol infantil. Dirige categorías formativas, donde juegan nenes de 6 a 8 años. En el final de un partido, mientras los jugadores de los equipos se saludan, un papá baja de la tribuna. Su hijo no jugó los minutos que pretendía el padre y decide encarar al técnico. “Si no lo ponés de titular no lo voy a traer más”, le dice.

El técnico empieza explicar que la idea es que tengan minutos todos los jugadores, que por más que haya diferencias de nivel, la idea es dividirlos entre titulares y suplentes, sino consolidar un grupo de amigos que buscan ganar pero no  a cualquier precio. El padre no entiende razones y entonces el chico, desde su metro veinte interviene. “Pero yo quiero seguir viniendo”. ¿Juego o competencia? ¿División o resultado? ¿Qué trasladan los padres a sus hijos?.

A dos semanas de la muerte del técnico de un equipo de Futsal luego de una pelea, las ligas infantiles reflejan un estado de situación violencia social. Pero no hace falta mencionar el caso más dramático para contar este fenómeno. Otro hecho de violencia se produjo en el club Parque Telmo, cuando un jugador de 14 años le gritó gol a la tribuna contraria. Un papá bajo a la cancha y le pegó una trompada. Luego se escondió en el buffet del club y amenazó con una escopeta a los compañeros del equipo agredido.

“En el ambiente del fútbol infantil se repite a baja escala la violencia del fútbol profesional”, escribió en Facebook el periodista, Diego Igal, padre de cuatro hijos y testigo de muchas tardes de fútbol infantil. “En los últimos doce años conocí directores técnicos que inoculán exitismo a los chicos, dan indicaciones a los gritos, no hacen jugara todos o mandan al banco a los troncos. Eso sí, matizan los deslices con pequeños gestos de educación como pedir que saluden al rival cuando se comete un foul o terminan  el partido”, escribió como reflexión, horas después de la muerte del técnico Fernando “Cucusa”  Pereiras.  “Pero el problema no son los DT ni los pibes, ni la frustración cuando el tuyo no juega. Lo que desata el infierno son los padres (mamis, incluidas). La mayoría no oculta la ambición por convertir al hijo en un crack que salve la economía familiar. He visto muchos pares que enloquecen con indicaciones a hijos propios y ajenos, que insultan a los DT, que cuestionan tácticas de juego y, por supuesto,  a los malogrados árbitros que en cualquier ámbito son objeto de insultos. Lo he visto en los partidos de 5,6,7 y 10 años”, cierra Igal.

“Hay padres que no pueden con la frustración propia y la trasladan a los nenes. Muchas veces terminan con una sonrisa un partido y se acercan los padres y los nenes empiezan a llorar”, admite Jesuán Czernuska, técnico de Amigos de Villa Luro, que participa en la FAFI, la liga más competitiva de Futsal de donde salieron figuras como Carlos Tevez, Javier Saviola o Andrés D` alessandro.

La Liga trabaja para mejorar el clima de los partidos. Por ejemplo, si expulsa a un papá de una canchita o hay un insulto para el árbitro las sanciones de la liga cobran entradas. Una sanción pueden ser 20 entradas (sale 70 pesos cada una) y muchos clubes quienes se hacen cargo de ese costo, sobre todo cuando el jugador es un futuro crack al que de mínima, le pagan viáticos para que jueguen en ese equipo.

También hay iniciativas que buscan incentivar la formación y el espíritu del juego. En 1999 surgió la Asociación de Escuelas de Fútbol Infantil (AEFI). En los torneos no se cobra entrada, no hay tabla de posiciones, no existen las tarjetas rojas y amarillas, todos los chicos deben jugar y hacen mal un lateral los árbitros le enseñan al nene cómo se debe hacer. Una cruzada épica en un ambiente cada vez hostil. 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
  ULTIMO MOMENTO
Musica
Murió Guillermo Sánchez, bajista de “Rata Blanca”

El músico se encontraba internado en la clínica Colegiales a raíz de una “septicemia generalizada a causa de una bacteria
Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociales
 
 
Politica
 
 
Espectáculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia