Boca es Boca por el peso de su fútbol

 

Deportes 24 de septiembre de 2017

Aplastó a Vélez 4 a 0 y lleva convertidos 12 goles en cuatro fechas. Es el puntero y tiene en Benedetto, su “arma letal”.

 


Por Pablo Ocampo.- El puntero del campeonato parece que no tendrá techo en esta temporada y su juego es cada vez más atildado, efectivo y decididamente demoledor.

Así, ayer en el estadio de Vélez, consiguió su cuarto triunfo en fila en igual número de partidos en la Superliga al vencer 4 a 0 al equipo de Liniers. Pero además fue el sexto oficial (dos más por Copa Argentina) desde el arranque de la temporada.

Boca es Boca por mérito propio, pero en especial por la calidad individual de sus jugadores, siete u ocho de los cuales pueden estar en sus selecciones en la próxima fecha Fifa.

Los tres colombianos (Edwin Cardona, Wilmar Barrios y Frank Fabra, autor del cuarto gol de ayer), un uruguayo (Nahitan Nández) y los argentinos.

Por eso en esa constelación de estrellas sudamericanas resaltan tres de los “nuestros” que deberían estar en la recta final de las eliminatorias rumbo al Mundial de Rusia 2018: Pablo Pérez, Fernando Gago y Darío Benedetto. Aunque tampoco se descarta a un cuarto: Cristian Pavón. Lo que hacen del medio para adelante el campeón vigente y único puntero de la presente Superliga se apuntala en sus dos volantes centrales y en un delantero que todo lo que le queda cerca o cualquier error del rival lo transforma en un potencial gol propio.

Por eso, los números de Darío Benedetto son impresionantes en esta etapa de su carrera, porque con los dos goles que anotó ayer llegó a los 31 tantos en 36 partidos con la camiseta del Xeneize. Además marcó en tres de las cuatro fechas que van del torneo.

El Boca de Guillermo Barros Schelotto tiene un pensante en el medio con Fernando Gago, un estratega en el sector con Pablo Pérez y una arma de destrucción en ataque con “el Pipa” Benedetto, quien en 18 oportunidades marcó el primer gol de los xeneizes.

Jorge Sampaoli ya lo convocó para la doble fecha anterior de eliminatorias y es altamente probable que nuevamente esté en esta. La Bombonera es su casa y él lo entiende así: “Siempre lo digo, lo vivo partido a partido, como La Bombonera no hay otro estadio”.

“Es algo increíble jugar ahí como está todos los domingos, ojalá sirva para cambiar la racha pero creo que igual dependemos de nosotros, de los jugadores que tenemos”, aseguró.
Ayer Sampaoli, mientras ultima detalles de la lista definitiva para jugar ante Perú y Ecuador y ya convocó a los futbolistas que juegan en el exterior, dijo presente en Liniers para seguir en directo el partido entre Boca y Vélez.

El DT ya convocó a los “extranjeros” y el 1 de octubre, después de la quinta fecha, dará los nombres de los “locales”. Y después de lo que hicieron en cancha los jugadores de Boca que están en su carpeta, no puede tener duda para que ellos le “den una mano” en la clasificación de Argentina al próximo Mundial.

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Deportes

¿Qué le pasa a Messi? Preocupación por la lesión que inquieta al astro nacional a  dos meses de la cita mundialista.

Lionel Messi está tocado. Hace más de un mes que las molestias en el aductor y el isquiotibial derechos condicionan su rendimiento. Y no mejora. Atado, juega menos. Menos tiempo, menos productividad. "Se está cuidando", le cuentan a LA NACION desde la intimidad del seleccionado . Los sprints largos y bruscos cambios de ritmo debe administrarlos como nunca. "Está al límite", agrega otra fuente cercana al jugador. El objetivo es evitar que las persistentes molestias se trasformen en una distensión. O, peor, en un desgarro. Quedan 25 días y cinco partidos para que concluya la estación 2017/18 de Messi. Una rotura muscular precipitaría el cierre de la temporada y definitivamente le quitaría ritmo competitivo en la antesala de la Copa. Además, cuando la ruta al Mundial entra en un callejón sin salida, las lesiones traen un efecto anímico demoledor.
 

Policiales
 
 
Deportes

¿Qué le pasa a Messi? Preocupación por la lesión que inquieta al astro nacional a  dos meses de la cita mundialista.

Lionel Messi está tocado. Hace más de un mes que las molestias en el aductor y el isquiotibial derechos condicionan su rendimiento. Y no mejora. Atado, juega menos. Menos tiempo, menos productividad. "Se está cuidando", le cuentan a LA NACION desde la intimidad del seleccionado . Los sprints largos y bruscos cambios de ritmo debe administrarlos como nunca. "Está al límite", agrega otra fuente cercana al jugador. El objetivo es evitar que las persistentes molestias se trasformen en una distensión. O, peor, en un desgarro. Quedan 25 días y cinco partidos para que concluya la estación 2017/18 de Messi. Una rotura muscular precipitaría el cierre de la temporada y definitivamente le quitaría ritmo competitivo en la antesala de la Copa. Además, cuando la ruta al Mundial entra en un callejón sin salida, las lesiones traen un efecto anímico demoledor.
 

 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectaculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia
 
 
Opinion
 
 
Economia
 
 
Cine
 
 
Politica internacional
 
 
Internacional
 
 
Espacio literario
 
 
Noticias Breves
 
 
Radio
 
 
Salud
 
 
Entrevistas
 
 
Panorama Informativo
 
 
politica/deportes
 
 
Tiempo
 
Temas del Momento
 
 
Efemerides
 
Television