Argentina fue quien se congeló y en su clima Islandia hizo negocio
 

Deportes 16 de junio de 2018

El conjunto nacional ofreció un partido deslucido en cancha del Spartak de Moscú, empate en uno con un solo rival para temer y vencer: sus propios errores.

Por Santiago Adler
 


Expectiva a rebalzar en Moscú. Se presentaba Argentina, por la revancha de la final perdida y mas de 20.000 almas que se acercaron a la lejana Rusia para apoyar incondicionalmente al equipo, el show fue completo,  color, fervor, ovaciones a Messi y Maradona que estuvo en cancha sufriendo a la par del once inicial.
Desde primer momento se noto un equipo lento, se sabia que Sampaoli es un DT que privilegia la tenencia. La impaciencia de volver a vivir lo que con Iran en el 2014 era una posibilidad. Argentina abrio en diecinueve minutos gracias a Aguero el marcador. La jugada fue fortuita, el "Kun" recupero un mal remate de Rojo y fabricó un golazo sacandose la mufa de inflar la red, por primera vez en Mundiales. Inesperado fue lo que llegó cuatro minutos después por un gol de Finbogasson que dejó en evidencia un mar de dudas defensivas. Si vamos a hablar con criterio, la actuación de Caballero dejó cosas por retocar, la defensa de poca estatura no padeció tanto como se analizó en la previa, pero en la misma linea se ratificó que no es conveniente utilizar a Eduardo Salvio en una posición en la que no se sintió comodo y no encontraba nunca su perfil para lastimar por banda como el quiisera.
El mediocampo con dos jugadores de traslado de pelota, no parecia el adecuado para ese tipo de partido. Se sobreestimo a Islandia o se ratifico la desconfianza por el bloque defensivo propio. Argentina tenia la pelota pero no encontraba las formas. Golpe al mentón para los defensores del juego por el piso, que justifican tenencia con belleza. Sin juego la tenencia no tiene sentido y hoy quedó demostrado.
Tras esta sopa, revuelta y espesa con el correr de los minutos Argentina tuvo un penal a favor sobre sesenta y cinco minutos y las aguas se abrieron como el milagro mas certero a una realidad para escaparse y salir corriendo. Messi fue hacia el balón e increiblemente remató debil a media altura y el arquero islandés se lució. Muchas luces parecieron apagarse y el clima de cancha se aplacó.
Entraron Pavón, Banega e Higuain para armar juego y aplilar numeros nueve. El esquema de Sampaoli, inmovil quedo en el olvido dejando a las claras que al Dt a esa altura de la tarde se le habian quemado los papeles.
Argentina empató, Islandia celebro un debut para la historia. El combinado albiceleste no terminaba una primera presentación sin vencer desde Italia 1990 cuando cayó sorpresivamente ante Camerún. Croacia y Nigeria horas mas tarde mostraron una participación deslucida, pero lo mas preocupante para Argentina, es Argentina misma.
 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Politica

Sebastian Pereiro asumio la presidencia de la UCR en Tres de Febrero

 

 “No nos debemos permitir volver a como estábamos”

 

Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectaculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia
 
 
Opinion
 
 
Economia
 
 
Cine
 
 
Politica internacional
 
 
Internacional
 
 
Espacio literario
 
 
Noticias Breves
 
 
Radio
 
 
Salud
 
 
Entrevistas
 
 
Panorama Informativo
 
 
politica/deportes
 
 
Tiempo
 
Temas del Momento
 
 
Efemerides
 
 
Television
 
 
Ecologia
 
 
Aniversario
 
Editorial
 
Conflicto
 
Judiciales
 
PROGRAMAS
 
 
Educacion