Mujica se bajó de la contracumbre "para no crear obstáculos"

Politica internacional 22 de noviembre de 2018

El expresidente de UruguayJosé Mujica (2010-2015) no asistió al Foro de Pensamiento Crítico en Buenos Aires, llamado la "contracumbre del G-20", para no "crear obstáculos" entre ambos países, afirmó en una carta publicada en Twitter.


Mujica debía encabezar ayer el I Foro Mundial de Pensamiento Crítico junto a sus excolegas Dilma Rousseff de Brasil y Cristina Fernández de Kirchner, un evento pensado originalmente para el debate entre investigadores e intelectuales que terminó como un acto político de respaldo explícito a la actual senadora argentina.

"Cada vez que acontecimientos fortuitos de cualquier índole afectaron esa relación (entre Uruguay y Argentina) mi pueblo, sufrió las consecuencias. Hace mucho tiempo que me comprometí (...) a participar de un evento sobre la Integración Latinoamericana. En estos días, los medios de prensa cultivan la imagen de una contracumbre", expresó Mujica en la carta publicada por su agrupación política.

"Entiendo que no es esa la intención" de los organizadores, "pero no debo contribuir a crear obstáculos subjetivos como los que abundaron en la historia del Río de la Plata. Estoy obligado a ser muy prudente en esta tan especial coyuntura y colaborar con el interés de mi gobierno y mi pueblo", añade, sin mayores datos, y lamenta "no poder cumplir el compromiso acordado".

Dilma y Cristina llamaron a construir frentes populares para enfrentar a la derecha en América Latina, en un evento a pocos días del G-20 de líderes mundiales que recibirá Buenos Aires del 30 de noviembre al 1° de diciembre.

Dilma fue destituida por el congreso brasileño y Cristina fue encausada como jefa de una asociación ilícita en la causa que estalló este año de "los cuadernos de la corrupción".

La causa remite a supuestos sobornos millonarios que habrían pagado importantes empresarios a cambio de obtener contratos de obra pública entre 2003 y 2015, durante los gobiernos de Cristina y Néstor.

Medio centenar de personas, entre exfuncionarios del gobierno y empresarios, fueron imputados y varios se acogieron a la figura del arrepentido que les permite permanecer en libertad a cambio de colaborar con la Justicia.

La expresidenta argentina acumula siete procesos judiciales en su contra.

En Brasil, el expresidente Luis Inácio Lula da Silva (2003-2011), padrino político de Dilma, purga una pena de 12 años de prisión por corrupción pasiva y lavado de activos.

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Politica

Sebastian Pereiro asumio la presidencia de la UCR en Tres de Febrero

 

 “No nos debemos permitir volver a como estábamos”

 

Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectaculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia
 
 
Opinion
 
 
Economia
 
 
Cine
 
 
Politica internacional
 
 
Internacional
 
 
Espacio literario
 
 
Noticias Breves
 
 
Radio
 
 
Salud
 
 
Entrevistas
 
 
Panorama Informativo
 
 
politica/deportes
 
 
Tiempo
 
Temas del Momento
 
 
Efemerides
 
 
Television
 
 
Ecologia
 
 
Aniversario
 
Editorial
 
Conflicto
 
Judiciales
 
PROGRAMAS
 
 
Educacion