Una paradoja llamada Copa Libertadores
 

Opinion 30 de noviembre de 2018

La CONMEBOL lleva la final de River y Boca a España. Una entrega digna de 1492.

 


Luego de tantas idas y vueltas, y a la espera de la resolución por parte del tribunal de disciplina de la Confederación Sudamericana de Fútbol, el partido de vuelta que tienen que disputar River y Boca se jugaría el domingo 9 de diciembre, a las 16:30 hora argentina, en el estadio Santiago Bernabéu, de Madrid. La idea de jugarlo en la capital española tomó fuerzas en las primeras horas del jueves 29, según la información filtrada por CONMEBOL a los medios especializados. La decisión tuvo el aval de la FIFA, representantes de La Liga, el Real Madrid y también de autoridades de la UEFA.

Cabe recordar que hasta ayer los rumores indicaban que se jugaría en Doha (Qatar), después de haber trascendido otras ciudades sudamericanas como Asunción, Montevideo, Santiago de Chile y Medellín, o incluso Miami en Estados Unidos. Esto rumores echaron por tierra cualquier posibilidad de que el certamen continental se defina en suelo argentino.

Para Alejandro Domínguez, titular de CONMEBOL, las condiciones no están dadas para jugar en el estadio Monumental y llamó a los presidentes de ambos clubes a resolverlo “con goles” dentro de una cancha, más allá del firme reclamo de Daniel Angelici, quien solicitó al tribunal de disciplina la descalificación del Club Atlético River Plate y, por consiguiente, la obtención la séptima Copa Libertadores para el club xeneize.
A la espera de la resolución, todo indica que los clubes más grandes de Argentina definirán la final tan ansiada en la mítica cancha del Real Madrid. La violencia barra brava, el fracaso estatal y su inoperancia (con la renuncia del ex ministro de seguridad Martín Ocampo) para organizar un partido tan trascendental, y el escandaloso desempeño dirigencial por parte de los clubes y la organización del certamen, desvirtuaron lo que debió haber sido el partido más importante la historia a nivel clubes.

La copa está manchada, ya no tiene legitimidad deportiva, y cuando pensábamos que no podía caer más bajo, el círculo termina de dar la vuelta con una paradoja más que significativa: “la Libertadores de América” tendrá su definición en tierras Europeas. 
 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Politica

Sebastian Pereiro asumio la presidencia de la UCR en Tres de Febrero

 

 “No nos debemos permitir volver a como estábamos”

 

Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectaculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Musica
 
 
Historia
 
 
Opinion
 
 
Economia
 
 
Cine
 
 
Politica internacional
 
 
Internacional
 
 
Espacio literario
 
 
Noticias Breves
 
 
Radio
 
 
Salud
 
 
Entrevistas
 
 
Panorama Informativo
 
 
politica/deportes
 
 
Tiempo
 
Temas del Momento
 
 
Efemerides
 
 
Television
 
 
Ecologia
 
 
Aniversario
 
Editorial
 
Conflicto
 
Judiciales
 
PROGRAMAS
 
 
Educacion