“Es ilegal los que hacen CAP y el Municipio”
Sociedad 16 de junio de 2017
Según un testigo de la empresa de Caseros, en la actualidad cobran $9.600 cuando deberían obtener $14.500.

Después de que empleados de CAP Control (empresa tercerizada), se presentaran en la Municipalidad de Tres de Febrero, marcharon hasta el Ministerio de Trabajo en busca de soluciones a sus reclamos, respecto a los sueldos y ciertas irregularidades que se están desatando. "Nos dijeron que es ilegal lo que CAP y el Municipio están haciendo", afirmaron. 
Tras la marcha por los reclamos, fueron a la Municipalidad y pidieron una audiencia con Juan Manuel Lucioni, que no los atendió. En su lugar, bajó un custodio con un arma en la cintura. 
Según fuentes en el entorno, comentó que la empresa está comenzando a pagar pero que no es el salario que corresponde. “Estábamos cobrando $14.500 y nos dan $9.600”. Lucioni notificó ayer que se comprometería a pagar el presentismo y los viáticos. Pero según ésta fuente “solo pagaron el presentismo”. 
"El Municipio de Tres de Febrero está al tanto de esto y no hizo nada. La empresa, que no está habilitada para seguridad, sino para control en eventos, fue contratada porque es de un amigo de ellos. La Municipalidad tiene que responder y controlar que nos paguen lo que nos corresponde", habían asegurado este martes, cuando se dio a conocer que esta situación pone en disconformidad a 45 familias. 
Aún así CAP sigue negándose a firmar el traspaso e indicaron que esta empresa le cobra al Municipio como “Personal de Seguridad Privada”, mientras que a muchos empleados les abonan como patovicas, dado que el sueldo es menor.

 

Comentarios
Dejá tu comentario acerca de esta nota
 
 
 
Sociedad
Presos construyeron un aula y limpiaron el Cerro de la Gloria

Internos de un penal de San Rafael construyeron un aula con el fin de ampliar sus espacios de educación y capacitación.
Policiales
 
 
Deportes
 
 
Municipales
 
 
Sociedad
 
 
Politica
 
 
Espectáculos
 
 
Tecnologia
 
 
Cultura
 
 
Actualidad
 
 
Música
 
 
Historia
 
 
Opinión
 
 
Economía
 
 
Cine
 
 
Política internacional